La Naturopatía, un recurso para tratar el asma – Parte II

La Naturopatía, un recurso para tratar el asma – Parte II
Escucha el artículo
Comparte en:
Cursos heilpraktiker Institut naturopatía

El asma es una enfermedad crónica que forma parte del grupo de las EPOC (Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas), puede provocar molestas crisis por largos períodos de tiempo. Cada año, el número de personas afectadas por esta patología aumenta en todo el mundo. Aunque no resulte una enfermedad mortal en la mayoría de los casos, si repercute en la calidad de vida de las personas y representa una limitación importante en el desarrollo de diversas actividades del día a día.

Varios estudios al respecto corroboran que la aparición del asma está sujeto a factores externos e internos, particulares en cada persona. Se ha de mencionar que la exposición a pólenes, aditivos alimentarios, fármacos, infecciones respiratorias microbianas, ácaros, pueden desencadenar crisis o empeorar la condición de salud de la persona afectada. De igual manera, también se han de valorar otros determinantes como la dieta y los hábitos de alimentación, el entorno de vida, la contaminación ambiental en la zona de residencia, el grado de estrés en la convivencia, el tabaquismo o consumo de drogas, el sedentarismo, los trastornos emocionales, etc. Otro elemento crucial es el factor psicológico (los llamados trastornos emocionales), dado que el sistema nervioso juega un papel crucial en el control o agravamiento de los síntomas respiratorios de ahogo.

La Naturopatía en el tratamiento del asma

Es común encontrar niños y adolescentes que desde muy temprana edad comienzan a manifestar síntomas de un cuadro asmático. El asma desde el punto de vista de la medicina convencional es una patología respiratoria, una enfermedad compleja sin cura. Sin embargo, la Naturopatía ha estudiado y ha ofrecido en los últimos años, en colaboración con la medicina, recursos muy eficaces para aliviar o mitigar las limitaciones que esta enfermedad produce en la persona.

Si bien puede manifestarse de forma leve o severa en diversos momentos de la vida, sin duda los cuidados preventivos y la calidad de vida que se procure mantener serán de gran ayuda para su tratamiento. Del mismo modo los malos hábitos de vida, la falta de ejercicio físico y el consumo de aditivos alimentarios, determinarán la presencia de la enfermedad en niños y adultos. Un punto muy significativo es el tipo de alimentación que se consuma. Los naturópatas se inclinarán por los alimentos vegetales crudos; tratar de mantener una alimentación adecuada para evitar reacciones alérgicas.

En las últimas décadas, los naturópatas han recomendado varias fórmulas respecto a cómo vivir en armonía con esta enfermedad. Si se tiene en cuenta que el asma puede representar la expresión de determinados elementos desequilibrados en el organismo; entonces debe tratarse de encontrar un balance integral en la vida que devuelva la calidad de vida a la persona afectada.

Por supuesto, cada persona es un universo en sí mismo y tiene condicionantes muy particulares para expresar las enfermedades de una manera u otra. Por ello, se debe acudir a los expertos para aplicar un tratamiento verdaderamente efectivo en cada caso.

No obstante, es posible valorar algunos consejos generales que podrían ser de utilidad:

En muchos casos se recomienda vivir en zonas rurales y montañosas porque el cambio de altitud es beneficioso, al mismo tiempo que la polución de las ciudades es bastante dañina para los asmáticos. Recuerda que el factor ambiental es determinante en la evolución del asma.

acupuntura

Además de los esteroides inhalados que recomienda la medicina convencional, existen fórmulas de remedios compuestos por hierbas y preparados naturales también muy efectivos. Disciplinas como la fitoterapia, la homeopatía, la acupuntura, la medicina tradicional china y la aromaterapia pueden reducir o aliviar las crisis. En los últimos años, el empleo de preparados herbales y homeopáticos extraídos del tomate, el lino, la valeriana o el helicriso han dado buenos resultados.

Por otra parte, la condición física es un parámetro indispensable para mantener el estado de salud en general. Actividades físicas como el yoga, los diferentes ejercicios para el entrenamiento de la respiración y la práctica sistemática de deportes como la natación, favorecen el mejoramiento de los síntomas. Otras prácticas relacionadas con el equilibrio cuerpo-mente pueden ser de gran ayuda. Por mencionar algunas: el masaje, la osteopatía, la reflexología y las diversas técnicas de relajación sirven para reducir el estrés y proporcionan bienestar.

Yoga

El tratamiento de las enfermedades de larga duración como el asma es un viaje de introspección, de aprendizaje y de reconocimiento de los aspectos mentales que nos afectan; así como los malos hábitos relacionados con el cuerpo. Informarse, educarse, abrirse a nuevos estilos de vida y maneras de auto-sanación es también un aporte significativo al desarrollo de la persona como ser humano.

The following two tabs change content below.

Gustau Pau

Gustau Pau - Terapeuta Naturista
Comparte en:
El blog de Heilpraktiker Institut
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad