¿Sabías que algunas flores son comestibles?

¿Sabías que algunas flores son comestibles?
Escucha el artículo

La florifagia: propiedades y beneficios de comer flores.

Existe un término cada vez más popular que denomina el consumo de flores comestibles: la florifagia. En las culturas culinarias de muchas regiones, las flores han estado siempre presentes como un ingrediente más para enriquecer o decorar los platos. Sin lugar a duda, un plato exuberantemente colorido atraerá y despertará mejor el apetito que uno más soso y aburrido.

Investigando el uso de las flores en el mundo de la cocina internacional, veremos que las tradiciones gastronómicas de toda Latinoamérica se han caracterizado desde siempre por esa distinción estética. Es común encontrar platos elaborados de forma exquisita, muy decorados a partir de flores aromáticas y/o medicinales. Tal sería el caso de México, Guatemala, Brasil y Perú. También puede verse en países como La India, en la Polinesia y algunas zonas de Asia. La pérdida de algunas tradiciones o el desconocimiento de su uso ha hecho que actualmente las flores hayan pasado al rango de elaboración gourmet en sectores muy selectos. Sin embargo, algunas personas conservan todavía estas costumbres hoy en día y otras se fascinan aprendiéndolas.

Las flores son ricas en pigmentos (flavonoides) y generalmente presentan propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales, por solo mencionar algunas. Se caracterizan por ser muy bajas en calorías, además de aportar vitaminas y minerales. Si observamos con detenimiento el comportamiento de los animales salvajes, veremos que muchos de ellos controlan con exactitud qué tipos de flores consumir para sanarse o nutrirse apropiadamente.

Conocer sobre los tipos de flores comestibles, los nutrientes que aportan y sus propiedades, te permitirá elaborar ciertos platos de una manera más creativa, enriquecer sus nutrientes y hacerlos más atractivos para su consumo.

¿Qué tipos de flores son comestibles y cómo consumirlas?

Existe una gama muy amplia de flores que pueden consumirse. Todas ellas difieren en cuanto a tamaño, formas, espectro de sabores, propiedades y maneras de consumo. Sin embargo, en la mayoría de los casos se recomienda recogerlas en la mañana temprano antes de que se hayan expuesto demasiado al sol. Recuerda siempre después de colectarlas, lavarlas muy bien y comerlas frescas.
La práctica más común es quitar el talón o base de los pétalos y el pistilo antes de comer. Generalmente los pétalos son la parte más suculenta de las flores. En caso de querer conservarlas por unos días o unas horas, se recomienda lavarlas y secarlas bien antes de guardarlas en la nevera. Preferiblemente consumir en un período de uno o dos días como máximo. Los pétalos son frágiles por lo que se deterioran con facilidad.
Los “mezclum” originarios de la Provenza francesa pueden encontrarse en los comercios, preparados para consumir como ensalada, y consisten en mezclas de hojas tiernas de diversas hortalizas y algunas flores.

pétalos de rosas comestibles

Entre las flores más comunes y fáciles de adquirir o cultivar se encuentran:

Flor del hibisco o Flor de Jamaica: Color rojizo intenso. Permite regular el sistema digestivo, antiinflamatorio y antibacteriano. Tiene muy poco aroma y un sabor agradable. Su textura es carnosa y suave. Rica en antioxidantes con propiedades analgésicas.

Flor de calabaza: Es amarilla y vistosa. Tiene una textura suave con un sabor ligeramente dulce. Rica en vitamina C.

Flor del calabacín: Es amarilla con textura y sabor suaves. Se usa como decoración en ensaladas y platos

Girasol: Se puede usar en ensaladas, fritas o como decoración en los platos.

Caléndula: Tiene un sabor agridulce parecido al azafrán. Se usa en sopas, como decoración o para dar color en algunos platos.

Lavanda: Tiene un aroma intenso. Se usa para decorar de forma muy colorida los platos. También se usa como infusión para relajar el sistema nervioso.

Malva: Se usa para dar color a las infusiones. También quita la sequedad de las mucosas.

Rosas: La silvestre da color a las infusiones y exhala un suave aroma. La rosa de jardín varía mucho en colores y sabores, pero hay que vigilar su procedencia (eco) y comprarla en establecimientos de alimentación. Con frecuencia las rosas más perfumadas se usan en la elaboración de pasteles, salsas y cremas. Pueden consumirse en infusiones.

Flor de Eneldo: Sus flores son pequeñas de color amarillo con un aroma muy intenso. Se emplean para decorar ensaladas, carnes y pescados.

Diente de León: De color amarillo y sabor dulce e intenso. Se emplea para adornar postres y ensaladas.

Flor de la Menta:
Sus colores pueden variar dependiendo del tipo de menta. Se usa en bebidas frías, sopas calientes o para condimentar ensaladas y postres.

Flor de la Manzanilla: Es una planta medicinal muy conocida. Propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas. También se usa como condimento decorativo.

Flor del Hinojo: Se emplea para condimentar carnes y pescados. También en infusiones para problemas estomacales. Su consumo debe ser moderado porque puede causar alteraciones en el sistema nervioso.

Flor del Romero: Se usa en infusiones o en la preparación de carnes, pescados y caldos. Tiene propiedades antioxidantes y bactericidas.

Flor de la Salvia: Junto con las hojas se emplea para condimentar carnes.

Como ya habéis leído, las flores pueden consumirse en infusiones, como decoración en las ensaladas, para condimentar salsas, carnes, pescados y caldos. Es posible preparar platos más elaborados con flores. Las flores no solo aportan vitaminas y minerales, también pueden ser muy sabrosas acompañadas de salsas y otros condimentos.

Infusión de flores comestibles

Recomendaciones importantes:

Antes de consumirlas, es importante que tengas en cuenta cómo las has adquirido; así como la total seguridad de que conoces lo que estás ingiriendo. No todas las flores son comestibles, pues dependen de la planta, su procedencia y el tratamiento recibido. Se recomienda consumir flores de cultivo propio para consumo humano, no comer las flores de las floristerías que están llenas de pesticidas, conservantes, herbicidas, colorantes, etc. Tampoco comer flores de las carreteras o jardines públicos porque estarán contaminadas. Por supuesto, si haces una caminata, nunca tomar el riesgo de consumir ningún tipo de flor desconocida de origen silvestre. También se recomienda comer sólo los pétalos. Desechar el tallo, los pistilos y estambres. Las personas muy alérgicas mejor no comerlas.

Tener la apertura de conocer nuevos sabores, aromas o disfrutar diferentes texturas, también te ayudará a adquirir más nutrientes de forma natural y divertida.

Si deseas investigar más sobre el tema os recomendamos…

Curso Naturopatía Terapeia Projecte

Curso de Naturopatía

curso de trofoterapia y ayuno Barcelona

Curso de Trofoterapia y ayuno

Curso de suplementos alimenticios
Curso de Suplementación nutricional

The following two tabs change content below.

Gustau Pau

Gustau Pau - Terapeuta Naturista
El blog de Heilpraktiker Institut
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad