¿Qué hacer en primavera con las alergias estacionales?

¿Qué hacer en primavera con las alergias estacionales?
Escucha el artículo

¨La Rinitis alérgica estacional¨ es un padecimiento muy común entre los meses de marzo y abril. La floración y polinización de las plantas producen la expansión de polen en el ambiente, tanto en las ciudades como en las zonas rurales. Millones de personas se ven severamente afectadas por los incómodos síntomas de las alergias durante este período del año. La alergia al polen y la llamada ¨Astenia Primaveral¨ pueden convertir la belleza natural de la primavera en un momento continuo de agobio, agotamiento y desesperación.

Para entender cómo prevenir y solucionar estos momentos de alergias, debes comenzar por informarte detalladamente del tema.

¿Qué es la alergia y qué es el polen?

La etimología de la palabra alergia hace referencia a las palabras griegas: Alos, que significa “otro, diferente, extraño” y Ergos que significa “reacción”. Se dice entonces que la alergia es una reacción de hipersensibilidad congénita o adquirida ante un estímulo determinado. Esto produce síntomas particulares como: estornudos, congestión nasal, picor e irritación en la nariz, los ojos, la garganta, dificultad para respirar, tos, lagrimeo, dolor de cabeza, entre otros.

Por otro lado, si miramos las flores en la primavera, veremos que en su mayoría tienen un polvillo amarillo que cuando se dispersa con el viento, se hace invisible. ¡Esto es el polen! Los miles de millones de minúsculos granitos pueden producir estas reacciones alérgicas en algunas personas al entrar en contacto con la piel o las mucosas en general.

Flor alergia

¿Qué es el polen en sí y por qué da alergias?

El polen es un polvo muy fino que se encuentra en las anteras de los estambres de las flores. Este polvillo contiene células reproductoras masculinas encargadas de alcanzar a las flores femeninas de su misma especie para lograr la reproducción de estas. La polinosis o alergia al polen es cuando el organismo percibe a los diferentes tipos de polen que están en la atmósfera como alérgenos o extraños y hace que el sistema inmunitario reaccione, o sea, se defienda. Este padecimiento suele presentarse principalmente en primavera y otoño, generando síntomas muy molestos en la nariz, los ojos y la faringe. En algunos casos se conoce como rinitis alérgica, cuando el cuadro de síntomas es más variado y severo. Es posible que por la falta de cuidado o exceso de exposición al polen pueda presentarse también un asma de origen alérgico, para lo cual se ha de acudir al médico con el fin de que realice un correcto diagnóstico. Parecería que esta sintomatología solo puede darse en el campo, pero en las ciudades es importante que las personas alérgicas se protejan del polen proveniente de jardines o parques con coníferas, como los cedros.

¿Cómo aliviar los síntomas de la alergia primaveral?

A continuación, te daré algunos consejos para aminorar las molestias de forma preventiva.

  • Mantener la vivienda limpia con las ventanas y puertas cerradas para evitar la entrada del polen.
  • También mantener una higiene profunda en el coche y la ropa de uso diario.
  • Cambiarse la ropa al llegar a la vivienda para evitar esparcir el polen en el interior de ella.
  • No colgar la ropa al aire libre en los horarios de más polinización o viento suave.
  • Cerrar las ventanas del coche o medio de transporte en el que se viaje.
  • Revisar el índice de polinización y no salir mucho durante esos días o en horarios cumbre (de 5 a 10 am y de 7 a 10 pm), especialmente si hay viento.
  • No secar la ropa al aire libre.
  • Protegerse del polen.
  • Si los síntomas son fuertes, no cortar el césped ni sentarse en él.
  • Cambiar ciertos hábitos de vida.

Flor rosa

¿Qué remedios naturales usar para las alergias estacionales?

En primer lugar, se ha de tener en cuenta que hay muchas terapias naturales que ayudan a aliviar las molestias de las alergias. La fitoterapia, la trofoterapia, la terapia floral de Bach, la aromaterapia, la homeopatía y la naturopatía acompañan favorablemente a las personas que sufren de alergias; por ejemplo, ayudándoles a recuperar la confianza en ellos mismos, reforzando y protegiendo sus mucosas.
Además, mantener una dieta sana y balanceada, rica en vitaminas y minerales, te ayudará a mantener la armonía en el organismo. Es importante controlar la ingesta de líquidos con un consumo abundante de frutas. El consumo de vitaminas como la vitamina C y la vitamina B6 mejoran la resistencia ante los alérgenos y fortalecen las vías respiratorias. El Magnesio ayuda a relajar la musculatura bronquial. Para calmar el dolor de garganta sirven las gárgaras de agua con sal (suero fisiológico que puede prepararse con una cucharada rasa de sal marina disuelta en un litro de agua). De igual modo, los lavados nasales con agua de mar isotónica protegen las fosas nasales del polen. El jengibre, la ortiga, el vinagre de manzana y el ajo tienen propiedades antihistamínicas naturales. Acudir a un balneario con una composición adecuada en sus aguas termales (aguas sulfuradas). Todos estos pueden ser remedios interesantes para mejorar el estado de la rinitis alérgica.

En nuestra web encontraréis cursos como: La Mochila Homeopática o Anàlisi Naturalista. En Heilpraktiker Institut aprenderás a prevenir y a tratar diversos padecimientos entre ellos las alergias estacionales o de otra índole y a conocer mejor tu propio cuerpo.

 

Curso mochila hoemeopática

DESCUBRE NUESTRO CURSO LA MOCHILA HOMEOPÁTICA

El blog de Heilpraktiker Institut
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad