Alivio de la migraña con Terapias Naturales

migraña_bloc

La migraña se caracteriza por una crisis recurrente que dura de 2 a 72 horas, con ataques de dolor de cabeza severos

Hoy en día, la migraña es una dolencia muy común. Si bien puede dañar tanto a mujeres como a hombres, esta enfermedad afecta principalmente a mujeres entre los 15 y 55 años.

Existen muchos factores desencadenantes de la migraña: hereditarios, alergias alimentarias, trastornos circulatorios, digestivos, hormonales, nerviosismo, ansiedad… entre otros.

La migraña se la relaciona con el estado de los vasos sanguíneos. Durante la crisis, que dura de 2 a 72 horas, estos se contraen y luego vuelven a dilatarse. Al mismo tiempo aparecen mareos, vómitos, fotofobia y espasmos musculares en la espalda, nuca y cuello.

Las Terapias Naturales ofrecen un amplio abanico de remedios para ayudar a mitigar sus molestos síntomas que casi siempre son invalidantes. Unos ejemplos:

Aromaterapia:
es una terapia efectiva para aliviar el dolor y los demás síntomas causados por la migraña. Se pueden elegir los aceites esenciales:

Lavanda – Lavandula angustifolia
Albahaca – Ocinum basilicum
Manzanilla Romana – Anthemis nobilis

Mezclar 3 gotas del primero y 1 gota del resto en un bote de cristal y hacer respiraciones oliendo delicadamente la mezcla. También se puede diluir esa mezcla en aceite de sésamo o de oliva y hacer aplicaciones en la sienes, nuca y hombros.

Fitoterapia:
La Matricaria es una de las plantas medicinales que se utiliza para prevenir y tratar la migraña. Tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Se puede consumir en infusión o en tintura.  Al cabo de pocos meses se notará una mejoría y ayudará a prevenirlas.

Alimentación:
Como se ha comentado, son varias las causas de la migraña.  Sin embargo, el consumo de ciertos alimentos y bebidas también puede desencadenar o agravar el problema.

Es importante cuidar la alimentación y evitar los alimentos que tienen Tiramina. Esta sustancia se encuentra en mayor medida en alimentos envejecidos o en aquellos que contienen mucha levadura: quesos curados, panes, carnes secas, pescados en salazón o ahumados, vegetales encurtidos o fermentados, bebidas alcohólicas…

Los alimentos que ayudarían en signo contrario serían: panes sin levadura, verduras frescas, frutas que no estén demasiado maduras, cereales integrales, yogurt, patatas, aceites vegetales…

La lista de soluciones es muy extensa, pero lo más importante es identificar las necesidades de la persona que las sufre.

Si quieres más información, clica aquí

The following two tabs change content below.
Avatar

HI

Escuela de Salud - Barcelona
El blog de Heilpraktiker Institut
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad