¿Cómo prevenir y aliviar los dolores de huesos en invierno?

¿Cómo prevenir y aliviar los dolores de huesos en invierno?

• ¿Tienes dolor de huesos en invierno? Algunas de sus causas más
frecuentes:
Bien sabemos que quienes padecen de artrosis o artritis, aquellos que tienen lesiones musculares, traumas físicos por accidentes o simplemente mantienen una vida sedentaria, se ven muy afectados por el frío, la humedad y los cambios de presión atmosférica ocurridos durante el invierno. La bajas temperaturas y la humedad afectan antiguas lesiones, provocando que los dolores osteo-musculares y articulares se acrecientan y en muchas ocasiones puedan aparecer inflamaciones. Se ha llegado reconocer en los últimos años, el término “Personas Meteo-sensibles”.


Por otra parte, el acortamiento de los días, la falta de luz solar y el estrés prolongado afectan el estado anímico, lo cual repercute en la salud general de las personas.

caminata en el parque

¿Cómo hacer para combatir el dolor de huesos?


Integra un estilo de vida saludable para prevenir los dolores.
Algunos cambios en nuestra rutina diaria son necesarios para mantener nuestro cuerpo en forma y saludable. El cambio paulatino hacia hábitos más apropiados en esta estación del año, nos asegurará el bienestar y la salud que deseamos.

  1. Recuperemos las caminatas o las rutinas de ejercicios y estiramientos que habíamos establecido en el verano. Durante el invierno tomamos una actitud más sedentaria en la dinámica del día a día. La actividad física diaria de forma moderada, mejora la circulación, las movilidad y las funciones articulares. También nos estimula y nos
    mantiene con un buen estado de ánimo.
  2. Cuidar la dieta y tratar de conservar nuestro peso corporal idóneo. Para ellos es aconsejable consumir alimentos naturales de temporada (Realfooding). Intentar no abusar de carbohidratos, azúcares, y grasas saturadas, además de evitar el consumo de bebidas alcohólicas. Es propio de esta temporada, ya sea por el clima frío o por las celebraciones, descuidar las cantidades de alimentos que consumimos, así como la calidad de los mismos. Diciembre, Enero y Febrero son meses ricos en cítricos, verduras y hortalizas. Aprovechemos las frutas de temporada como las castañas, el kiwi y el plátano.
  3. Evita los cambios bruscos de temperatura y asegúrate de andar bien abrigado. Con las prisas y el estrés olvidamos vestirnos de forma adecuada para el invierno. Diseña tu estilo conservando el vestuario por las capas. La primera capa debe ser ajustada, como una segunda piel para mantener la piel seca y caliente. La segunda capa conserva el calor y aísla la humedad. La tercera capa nos resguarda del viento, suele usarse ropa ancha o 1 talla más grande. Personalizamos nuestro estilo con el uso de gorros, guantes y bufandas, tan importantes para proteger nuestras extremidades.
  4. El consumo sistemático de vitaminas provenientes de fuentes naturales previenen y alivian las dolencias corporales. La vitamina A para la piel, el cabello, las uñas, y os ojos. Las vitaminas del grupo B para los nervios fuertes y la buena salud mental, el apetito, el corazón, la digestión, la protección de las mucosas y el metabolismo en general, la producción de glóbulos rojos y de la médula ósea. La vitamina C para el sistema inmunitario, el sueño, la lucha contra el estrés. La vitamina D para los dientes, los huesos, el optimismo y la relajación. La vitamina E para las inflamaciones, y los procesos de envejecimiento. La vitamina K para la coagulación de la sangre, y la producción ósea. La vitamina H para la salud dental y ósea, la coagulación de la sangre, las hormonas sexuales masculinas y la cicatrización.
  5. Por último, no olvidemos beber infusiones, agua caliente o caldos. Hidratándonos bien mantenemos el rendimiento de nuestro cuerpo y la salud de nuestra piel.

Usa la naturopatía para aliviar los dolores de huesos durante el
invierno.

La naturopatía ofrece varios métodos (fitoterapia, geoterapia, hidroterapia, oleación) para prevenir y aliviar los dolores articulares y musculares en el invierno. Sustituye el consumo desmedido de fármacos antiinflamatorios por terapias y métodos más naturales.

La acupuntura y la moxibustión empleada adecuadamente también alivia los dolores.

Curso de Naturopatía
Informate sobre nuestro curso de naturopatía

Share Button
The following two tabs change content below.
Gustau

Gustau

Gustau Pau - Terapeuta Naturista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad